Productos navideños, con subas del 80% en promedio en un año
Senado arriba largo
 Home Regístrese



Contenido
Home
Portada
Gobierno
Paraná
Nacionales
Derechos Humanos

Referecia
_
Contáctenos

EPRE
Muni Parana

 
Productos navideños, con subas del 80% en promedio en un año
 
Ver imagen Tanto hipermercados como autoservicios de barrios exhiben en sus góndolas productos navideños típicos para las Fiestas, con fuertes aumentos.

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:24/11/2022 9:32:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

Falta un mes para la Nochebuena y en los distintos supermercados y almacenes en Paraná se exhiben en las góndolas aquellos productos navideños comestibles típicos para esta fecha, muchos de los cuales registran una suba interanual marcada por el ritmo inflacionario. En este marco, si bien las variaciones de precios son disímiles, de acuerdo al artículo de que se trate, los aumentos en promedio rondan el 80%.


Se trata de una tendencia a nivel nacional, y sobre este punto se manifestó la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba (Casac), que reveló incluso que respecto al cierre del 2021 se advierten aumentos que rondan entre el 90% y el 100%, en línea con el índice de inflación general de la economía.

En este mismo orden, propietarios de comercios locales que ya tienen a la venta sidras, pan dulce, budines y otros alimentos cuya demanda crece en esta época del año, señalaron que los aumentos son “notables”. José Marchetta, propietario de un autoservicio tradicional en la capital entrerriana, comentó a UNO: “Con respecto al año pasado hay cosas que tienen entre el 70% y el 80% de aumento, depende de los artículos. Por ejemplo, los pan dulces no subieron tanto y registran incrementos del 40% al 50% en comparación con un año atrás”.

Si bien la Navidad y el Año Nuevo son fechas que incentivan la demanda y generan un mayor movimiento comercial para los minoristas, las expectativas no son alentadoras para quienes hoy pertenecen a los negocios de cercanía –que suelen abastecer a los vecinos principalmente–, ya que por los acuerdos de precios los hipermercados traccionan más clientes. Al respecto, Marchetta explicó: “Nosotros tenemos un negocio chico y sabemos que mucha gente va al supermercado, pero algo estamos trabajando”. No obstante, confió: “Llevamos décadas trabajando en esto y las cosas no están como antes, se nota la caída en el consumo. Los negocios chicos estamos fuera de todos los convenios de precios, porque a nosotros nos proveen las cadenas mayoristas y del congelamiento del que tanto hablan a nosotros no nos llega nada. Estamos en otra situación con respecto a las cadenas de hipermercados, afuera de todo, y hacemos lo que podemos para seguir vendiendo. La gente indudablemente va a comprar adonde le conviene y para nosotros, los negocios de barrio, está difícil, porque los gastos son muy grandes, más si uno tiene empleados registrados”.

Acerca de los precios actuales de los artículos más clásicos que integran la canasta navideña, refirió: “Una sidra común está arriba de los 400 pesos nosotros tenemos esta bebida a 480 o 490 pesos. Los pan dulces también están de 400 pesos para arriba y budines sí se pueden conseguir a 180 o 190 pesos las marcas más económicas, de ahí en adelante”.

Ante la consulta de si cree que habrá nuevos aumentos de aquí a fin de año en el rubro, admitió: “Estoy convencido de que va a haber otros incrementos, porque los fiambres, el pollo y ese tipo de cosas siempre suben en el mes de diciembre. Dentro de ese mes la gente hace mayores consumos y suben los precios. Por lo menos ha sido así en los años en que yo estoy trabajando. Y todo lo que sube lamentablemente queda ahí y no vuelve a bajar”.

Por su parte, Mario Sarli, integrante del Centro de Almaceneros de Paraná y propietario de un autoservicio de la zona sur, aseguró: “Como en todos los rubros, los aumentos en los alimentos son frecuentes y se notan en lo que son los productos navideños. Por ejemplo, un pan dulce que el año pasado costaba 320 pesos hoy está a 450 pesos el más barato, que es de elaboración local. Y un Panettone anda en 800 pesos, más o menos. Las sidras arrancan en 700 pesos, aunque he visto que algunas en los supermercados orientales salen 500 pesos si el cliente se lleva la caja entera”.


Acto seguido, precisó: “Las gaseosas y cervezas subieron alrededor de un 10% los vinos no aumentaron, pero ya había registrado dos incrementos el mes pasado”.

“Casi nada escapa a los aumentos, y la gente ni se acuerda todavía de las fiestas”, opinó, y añadió: “La carne es uno de los pocos productos que sigue estable y esperamos que no aumente. Creo que no ha subido por la gran recesión que hay en su venta”.

En coincidencia con Marchetta, lamentó: “Los comercios más chicos estamos excluidos de los acuerdos de precios. Creo que el gobierno nacional direcciona la compra a los hipermercados, arregla con ellos. Y nosotros, los comercios de cercanía, los supermercados barriales y hasta los orientales estamos fuera del convenio. Esto nos afecta, porque la gente hoy busca precios y un aceite al que nosotros lo tenemos 800 pesos, el supermercado lo puede vender a 300 pesos. Todo esto nos impacta, porque nosotros no le compramos a las marcas, sino a los mayoristas, y los precios siguen subiendo”.

En tanto, Horacio, propietario de un autoservicio de calle Churruarín, observó aumentos del 50% en muchos de los comestibles navideños que incorporó para la venta, cuya demanda viene “tranquila” todavía. También refirió que otros alimentos, que suelen ser parte de la mesa en los festejos de las Fiestas, registraron incrementos, como bebidas y fiambres, que subieron alrededor de 20%.

LEER MÁS: Una familia necesita casi $140.000 para superar la pobreza
Variedad de precios
En una sucursal céntrica en Paraná de un hipermercado de una cadena internacional hay variedad de precios con los que deben competir los autoservicios locales. Un pan dulce de 400 gramos, por ejemplo, arranca en 520 pesos y hay otros que superan los 1.000 pesos. Las sidras están desde 540 pesos para arriba, los turrones 130 pesos, las garrapiñadas se consiguen a 99 pesos las más económicas, y los budines salen 195 pesos los más baratos.

Por ahora no se observa gran movimiento en este tipo de productos, y muchos de los clientes aguardan alguna oferta con descuento en la segunda unidad u otras promociones para ir abasteciéndose para la mesa de Nochebuena, que este año costará más ante las subas que siguen golpeando fuertemente a los sectores más postergados.
 Home
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




Senado cuadrado

Muni Villaguay

El Pingo

Agmer central
ATE