Otorgan prisión domiciliaria a casi siete de cada 10 imputados detenidos
1
 Home Regístrese
Buscar
Recorridos colectivos
Epre

Contenido
Home
Portada
Actualidad
Gobierno
Nacionales
Derechos Humanos
AGMER Central
Referecia
_
Contáctenos
veterinaria
frigocarne
servijur

En la capital provincial
Otorgan prisión domiciliaria a casi siete de cada 10 imputados detenidos
 
Ver imagen En la Justicia afirman que la medida cautelar se cumple en la gran mayoría de los casos, sobre todo en aquellas personas que han estado antes en la cárcel

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:09/09/2019 10:02:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

La prisión preventiva domiciliaria ha crecido en los últimos años en la provincia como medida cautelar alternativa a la cárcel. En la Justicia se ha considerado que, teniendo en cuenta que el imputado de un delito aún es inocente, la privación de su libertad en una vivienda con un familiar, en muchos casos alcanza para el objetivo central, que es proteger las pruebas y testimonios de la investigación que deberán presentarse en un juicio. De paso, no se sobrecargan las cárceles, que ya se encuentran sobrepobladas.

Las tobilleras electrónicas han profundizado esta tendencia, ya que (sin total garantía) permiten asegurar más el proceso judicial. Las cifras de las domiciliarias otorgadas por los juzgados de Garantías de Paraná revelan que hoy la mayoría de los acusados por diversos delitos con prisión preventiva, están encerrados pero en una vivienda. Y muchas veces estas medidas son dictadas con acuerdo previo entre el Ministerio Público Fiscal y la defensa. Fuentes judiciales sostienen que la prisión domiciliaria se cumple en la gran mayoría de los casos, sobre todo en aquellas personas que han estado previamente en la cárcel.


Aunque también reconocen aquello que cada tanto se conoce públicamente: que detenidos en esa condición evaden el domicilio, lo que instala la sospecha de que tal medida cautelar no sirve. En Tribunales indicaron a UNO que del total de personas imputadas y con prisión preventiva en la jurisdicción Paraná (son menos de un centenar), aproximadamente un 65% de ellas están bajo arresto domiciliario. El resto (un 35%, siempre estimativo) se encuentran alojadas en la Unidad Penal N° 1, principalmente, o en otras cárceles de la provincia cuando esto se determine por razones de seguridad y convivencia.

La revocación de la domiciliaria se ha dictado en pocos casos a aquellas personas que no cumplen con la prohibición a salir de la vivienda (al menos cuando esto se ha comprobado), en comparación con las personas que sí acatan la orden judicial. Para dictar la domiciliaria, el juez o la jueza de Garantías toma en cuenta varias cuestiones del imputado, como el arraigo familiar o su actividad laboral (lógicamente la distancia a la casa de la víctima del hecho investigado). Además, como se observa en las audiencias públicas por estos motivos, una condición fundamental es que una persona ponga su firma en un acta de compromiso como garante de que la medida se va a cumplir. En general, es un familiar directo que vive en la casa en la cual va a vivir el acusado, quien quedará como responsable de que el mismo no la abandone.

Esta persona generalmente presencia la audiencia y también recibe la advertencia del juez o la jueza acerca de las consecuencias de una evasión del domicilio. De aquel 65% que se encuentra con domiciliaria, más o menos la mitad está con tobillera electrónica. Desde el Servicio Penitenciario informaron a UNO que, hasta ayer, eran alrededor de 30 las personas con prisión preventiva que tienen colocado el sistema de control que permite detectar, a través de una alarma en el Centro de Monitoreo, si se exceden del perímetro indicado.

En Paraná, en total hay 37 internos con tobilleras, de los cuales el 25% son condenados y el 75% están detenidos preventivamente. En la provincia, son 85 los presos con domiciliaria controlados por este mismo sistema a cargo del Servicio Penitenciario provincial. Para los que no tienen tobilleras, el control resulta más laxo, ya que queda a cargo de la Policía. Una vez que se dicta la domiciliaria, según se informó en la Justicia, se envía un oficio a la comisaría de la jurisdicción en la cual se cumplirá la medida cautelar para informar a la autoridad correspondiente, y se ordena el control. Este, según lo indicado, consiste en la constatación de la presencia del detenido en la casa. Un policía debe pasar, en días y horarios aleatorios, por la casa señalada. La preventiva en la cárcel En la cárcel de Paraná hay unos 921 detenidos (al menos hasta el martes).

La cifra ha crecido bruscamente en los últimos cinco años, desde la implementación del nuevo Código Procesal Penal. Y aunque se han construido nuevos pabellones, la infraestructura para ampliar la capacidad de internos no ha ido al compás de aquel incremento. Del total de presos, 140 están con prisión preventiva. Es decir, con causas en trámite, no condenados. De estos, 84 son personas que están a disposición de la Justicia Federal y 56 del fuero local. A nivel provincial, el panorama es similar: de 2.604 internos, 467 están con prisión preventiva, de los cuales 307 dependen de causas tramitadas en dos juzgados federales (el de Paraná y el de Concepción del Uruguay) y 160 a juzgados de Garantías de los 17 departamentos de la provincia.


La preventiva en la cárcel
En la cárcel de Paraná hay unos 921 detenidos (al menos hasta el martes). La cifra ha crecido bruscamente en los últimos cinco años, desde la implementación del nuevo Código Procesal Penal. Y aunque se han construido nuevos pabellones, la infraestructura para ampliar la capacidad de internos no ha ido al compás de aquel incremento. Del total de presos, 140 están con prisión preventiva. Es decir, con causas en trámite, no condenados. De estos, 84 son personas que están a disposición de la Justicia Federal y 56 del fuero local. A nivel provincial, el panorama es similar: de 2.604 internos, 467 están con prisión preventiva, de los cuales 307 dependen de causas tramitadas en dos juzgados federales (el de Paraná y el de Concepción del Uruguay) y 160 a juzgados de Garantías de los 17 departamentos de la provincia.

Los que asignan valor a la mala experiencia de vivir tras las rejas

Un dato que surge más de la experiencia que de las estadísticas, revela que los detenidos que más cumplen la prisión preventiva en carácter domiciliario son aquellos que han estado previamente en la unidad penal. Generalmente, en los primeros días de una investigación se ordena el encierro del acusado en una cárcel, pero luego se pide la revisión de esta medida cautelar y se otorga la domiciliaria. Jueces consultados coinciden en que aquellos que han pasado por la experiencia carcelaria son los que más cumplen con la medida dictada y las restricciones impuestas. Los familiares responsables y garantes también se encargan de que la persona no salga del domicilio, ya que prefieren tenerlo en la casa que en un penal. No solo por lógicas cuestiones afectivas, sino porque tener un pariente en la cárcel suma trastornos y muchos gastos económicos para garantizarle alimentación, entre otras cosas.

Jose Amado Diario UNO
 Home
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




IAFAS

ATE

ronchi




paranainferiores