El empleo industrial atraviesa su peor crisis de los últimos veinte años
1
 Home Regístrese
Buscar
Recorridos colectivos
Epre

Contenido
Home
Portada
Actualidad
Políticas
Columnas
Gobierno
Paraná
Derechos Humanos
Internacionales
Informes
Opinión
Gremiales
AGMER Central
Referecia
_
Contáctenos
veterinaria
frigocarne
servijur

100.000 puestos menos
El empleo industrial atraviesa su peor crisis de los últimos veinte años
 
Ver imagen La crisis de la industria manufacturera ya se cobró 100.000 puestos registrados en el sector desde el 2015 y ya se convirtió en la peor de los últimos veinte años, con una dinámica que la lleva a parecerse a la que atravesó el país entre 1998 y 2002.

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:13/11/2018 9:46:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

De acuerdo a estimaciones de la consultora Radar, la destrucción de vacantes en el rubro fabril acumulada durante la administración de Cambiemos es casi un juego de niños comparada con las de 2014 o 2009, y por lo que muestran los últimos indicadores del Indec, todo indica que la recesión aún está lejos de haber encontrado un piso.

En ese sentido, el Estimador Mensual Industrial (EMI) marcó una baja del 11,5% interanual en octubre y un deterioro de las expectativas de los empresarios en lo que respecta al empleo y el volumen de ventas que esperan para los próximos meses.

"Sector por sector las perspectivas son negativas", advirtió el economista de Radar Martín Alfie en diálogo con BAE Negocios, que consideró que por la devaluación "algunos sectores pueden ganar con mayores exportaciones como el automotriz, metálicas básicas o alguna actividad puntual de la siderurgia por Vaca Muerta, pero no compensan lo que se pierde con todo el resto que depende del mercado interno".

"La industria viene mal desde 2011 pero hasta 2015 logró mantener a grandes rasgos su nivel de empleo, desde ese entonces no paró de caer y muy probablemente lo siga haciendo como mínimo hasta mediados de 2019, pero lo cierto es que no sabemos cuándo va a frenar", añadió el doctor en Sociología Daniel Schteingart.

Para el experto, "en 2016 el empleo industrial cayó mucho y en 2017 lo hace a un ritmo menor". Es que el año pasado el rubro fabril mostró una recuperación magra de apenas 1,8%, una mejora que ya se evaporó con la contracción del 2,1% de lo que va del 2018, que se inició en mayo con la corrida cambiaria.

El rebote de 2017 no se reflejó en los puestos de trabajo porque los sectores que traccionaron fueron la construcción y el agropecuario, que son intensivos en capital y no en mano de obra. Se trata de dos motores que se apagaron este año por el recorte en la obra pública, el parate del sector privado y la sequía. "Los que se habían recuperado, ahora caen", describió Schteingart.

"Lo que había subido fue despachos de cemento, que no aporta mucho empleo, la petroquímica y química, y las metálicas básicas como la siderurgia que son capital intensivas", puntualizó Alfie.

"Los sectores más afectados por las importaciones y la contracción del consumo interno, como son el rubro textil y de calzado, no contribuyen tanto al PBI pero sí en términos de puestos de trabajo", abundó Schteingart.

En cuanto a las perspectivas para el 2019, Alfie planteó que "no veo ninguna recuperación, en todo caso caerá menos" ya que la tracción podría provenir del agro o actividades vinculadas a las exportaciones a Brasil, pero no de las que están ligadas al mercado interno, duramente golpeado por el deterioro del poder adquisitivo.

"Hace mucho que no ocurre que la industria crezca mientras el resto de la economía cae", precisó Schteingart.

Consultados por las causas de la crisis que vive la industria desde 2015, Schteingart y Alfie mencionaron particularmente la apertura comercial que impulsó el Gobierno.

"En la Argentina había una distorsión muy fuerte en los precios relativos con las tarifas de los servicios públicas deprimidas y la ropa y los artículos electrónicos eran caros", evaluó el doctor en sociología. "Abrir la economía te disciplina los precios a expensas de un mayor déficit comercial, la idea era exportar más pero el problema es que las importaciones crecen a un ritmo mayor como ocurrió en otros períodos", sintetizó Schteingart.

Alfie pone el foco en la "suba de costos que salvo el salarial, fue muy importante por tarifas y combustibles, incluyendo el financiero con el fin de la línea de crédito productiva". "Había más competencia importada y perdías participación en un mercado cada vez más chico", concluyó.
 Home
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




IAFAS

ATE

ronchi




paranainferiores