Capacidad instalada en caída libre: el uso en alimenticias está por debajo del 2002
1
 Home Regístrese
Buscar
Recorridos colectivos
Epre

Contenido
Home
Portada
Políticas
Columnas
Gobierno
Paraná
Nacionales
Derechos Humanos
Internacionales
Informes
Historias
Provinciales
Opinión
Gremiales
AGMER Central
Referecia
_
Contáctenos
veterinaria
frigocarne
servijur

Recesión
Capacidad instalada en caída libre: el uso en alimenticias está por debajo del 2002
 
Ver imagen El Indec mostró un promedio del uso de las máquinas del 60,1%.

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:13/09/2018 8:52:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

La capacidad instalada utilizada por las fábricas cayó en julio al 60,1%, y confirmó que las fábricas usan en promedio apenas seis de cada 10 máquinas en condiciones de producir. Si bien el piso es del 48,1% en la industria automotriz, el desagregado encendió las alarmas en el sector alimenticio que mostró un índice del 58,9%, muy por debajo del 69% de todo el año pasado, el 71% del 2016 y alejado del 74% del último año del gobierno anterior.

La contracción del 6,2% interanual en la comparación entre julio de ambos años, sin embargo, es la menos crítica de los próximos meses. Fuentes del sector industrial adelantaron a BAE Negocios que tanto la actividad industrial como la utilización de la capacidad instalada "mostrarán una caída más profunda", lo que agravaría el cuadro social mensurado en las industria de alimentos y bebidas, que tiene rasgos sólo comparados con meses del 2002, en plena crisis económica.

Según la estimación, el crecimiento demográfico mundial implica una suba natural del consumo masivo del 1% en un país promedio, lo que implicaría una utilización mayor de las máquinas. Si bien es cierto que la capacidad instalada se incrementó en comparación con los años de la crisis, la situación entre el 2015 y el 2018 es "casi idéntica, y sin embargo la producción en la actualidad está muy deprimida", afirmó una fuente de una empresa que integra la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

"Alguien tiene que tomar nota que estos datos anticipan una grave situación social porque la gente puede dejar de comprar autos, dólares o aires acondicionados, pero dejar de comer es un costo que no se puede medir", enfatizó otra fuente consultada que integra la mesa chica de la UIA.

Hay otra frase que resurgió con fuerza y que utiliza la entidad industrial para explicar la crisis es: "En el promedio, los enanos se ahogan". Sucede que el 58,9% de la actividad alimenticia se alcanzó gracias a que las grandes empresas del sector utilizaron alrededor del 64% de sus máquinas, pero las pymes apenas funcionaron por debajo del 50% del poder de sus capacidades instaladas. "Si vemos cómo repercute el deterioro de la industria por su capacidad ociosa, en donde estamos en los peores índices, vemos claramente que estamos muy lejos de recibir mayores niveles de inversión", sentenció el vocal de la UIA, José Urtubey.

No fue el único. El presidente de la Unión Industrial de Córdoba, Marcelo Urribarren, pronosticó un escenario peor al señalar que en el indicador de nivel de actividad de agosto que mide la entidad, "el 70% de las empresas consultadas cree que el sector caerá aún más en lo que resta del año debido a las tasas de interés, la inflación proyectada y la caída del mercado, tanto interno como el externo por las pocas posibilidades de abrir nuevos mercados".
 Home
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




IAFAS

ATE

ronchi




paranainferiores