Diáspora PJ: fallo “win-win” para Macri y Cristina
 Home Regístrese
Buscar

Epre

Contenido
Home
Actualidad
Columnas
Gobierno
Paraná
Nacionales
Derechos Humanos
Internacionales
Informes
Historias
Provinciales
Ambiente
Opinión
Gremiales
mundo rural
Referecia
_
Contáctenos
veterinaria
frigocarne
servijur

Rumbo a la polarización
Diáspora PJ: fallo “win-win” para Macri y Cristina
 
Ver imagen La designación de Barrionuevo dinamita reorganización y unidad del PJ para 2019. Convocan al Consejo Nacional. ¿Corrida hacia Unidad Ciudadana?

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:11/04/2018 8:14:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

La intervención del Partido Justicialista nacional, dictada ayer por la jueza María Romilda Servini de Cubría, desató un temblor político en el peronismo que podría disparar una estampida de dirigentes hacia Unidad Ciudadana de Cristina de Kirchner. El fallo, además, asoma como el anticipo de la intervención del PJ de la provincia de Buenos Aires, una medida que podría resultar devastadora para las aspiraciones de la oposición en las elecciones 2019.

Con Luis Barrionuevo como interventor del PJ, el primer efecto político que asoma es una corrida peronista hacia el kirchnerismo. La expresidenta ya tiene armado el frente electoral Unidad Ciudadana sin el PJ, el sello que le revoleó a Florencio Randazzo para evitar la Primaria en las legislativas 2015. La expresidenta es además la única que le garantiza a intendentes bonaerenses necesitados de blindar la gobernabilidad en sus territorios un piso electoral del 35%. Un negocio electoral redondo para la Casa Rosada en su aspiración de polarizar con Cristina en las presidenciales del próximo año. Sin renovación ni unidad en el peronismo, Cambiemos estaría en condiciones de acariciar una victoria en primera vuelta. En el peor de los escenarios, y con Cristina de candidata, podría acariciar un triunfo en el balotaje.
Más allá de la disputa inmobiliaria por la histórica sede de la calle Matheu, donde José Luis Gioja, Gustavo Menéndez, jefe del peronismo bonaerense, y Leonardo Nardini, vice del PJ nacional, se disponían a pasar la noche, la intervención del partido fue tomada como una "provocación" presuntamente orquestada por la Casa Rosada. Gioja intentó comunicarse por teléfono con Rogelio Frigerio pero no obtuvo respuesta. Más que el fallo, la furia peronista se desató por la designación de Barrionuevo sin fundamentos ni considerandos que justificaran su desembarco como interventor.
La figura del gastronómico es repelente como nueva máxima autoridad del PJ de cara a la reorganización del peronismo con el objetivo de las elecciones 2019, Asociado en el imaginario colectivo a la quema de urnas en Catamarca, a la burocracia sindical y al "hay que dejar de robar al menos por dos años", el jefe de la CGT Azul y Blanca detona todos los puentes en medio de incipientes negociaciones en busca de la unidad del pan peronismo para disputarle el poder a Mauricio Macri. "Nadie en su sano juicio va a querer ir con el sello PJ el próximo año si la cara del partido es Barrionuevo. Su designación es una tocada de huevos para potenciar la dispersión de los compañeros", bramaba un dirigente cercano a Gioja desde el interior de la sede nacional.
El fallo se Servini se pierde en consideraciones políticas y hasta sociológicas sobre el peronismo. El principal fundamento técnico para justificar la intervención fueron las candidaturas de autoridades del partido en las boletas de otras fuerzas políticas que no armaron frentes con el PJ ("se ha observado que, en los últimos comicios nacionales y provinciales del año 2017, reconocidos dirigentes partidarios apoyaron candidaturas de partidos o frentes políticos de los que el Justicialismo no formó parte o directamente se han postulado como candidatos de esas agrupaciones que compitieron en el último proceso electoral contra el partido fundado por el General Perón").
Servini le dedica además un considerando tácito a Fernando Espinoza. "Se ha producido en los hechos una traumática escisión por el accionar de quienes aun siendo autoridades partidarias abandonaron la agrupación a su suerte, para formar nuevas estructuras que compitieron contra el Partido Justicialista, con la sola esperanza de obtener alguna ventaja electoral". En 2017, Espinoza pidió licencia como presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires para postularse como candidato a diputado de Unidad Ciudadana, el frente electoral que armó Cristina para aislar a Randazzo y evitar una Primaria con su exministro, quien utilizó el sello del General Perón para postularse por Cumplir.
La intervención del PJ nacional no sólo le sube las acciones al kirchnerista Unidad Ciudadana como paraguas del pan peronismo en diáspora. También le entrega a Barrionuevo el manejo de los fondos de campaña, los aportes del Estado a los partidos políticos y hasta el control de los espacios publicitarios que tendrá el PJ el próximo año en caso de presentar candidatos propios. Gioja resistirá hasta donde pueda luego de los intentos de la Policía por desalojar la sede. Convocó de urgencia al Consejo Nacional del PJ para hoy a las 16 y recibió apoyos telefónicos de gobernadores como Gildo Insfrán (Formosa), Domingo Peppo (Chaco), Lucía Corpacci (Catamarca) y Juan Manzur (Tucumán). También Ricardo Alfonsín y el socialista Antonio Bonfatti hicieron llegar su apoyo.
 Home
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




IAFAS

ATE

ronchi




paranainferiores