Crónicas en Claroscuro
Tecnópolis Federal
 Home Regístrese
Buscar

mediplus

Contenido
Home
Actualidad
Políticas
Paraná
Legislativas
Informes
Agenda
Arte y Cultura
Literarias
Cursos y seminarios
Ambiente
Comunicación y Medios
Entrevistas
Opinión
Salud
Talleres
Universitarias
mundo rural
Referecia
_
Contáctenos
veterinaria
frigocarne
servijur

Por Guillermo Alfieri*
Crónicas en Claroscuro
 
Gajes del oficio

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:23/06/2017 11:01:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

Conspiración y Poder es el título, en castellano, de la película basada en el libro Truth and Duty (Poder y Moral) y producida en 2015. El elenco lo encabezan Cate Blanchett y Robert Redford. El film aborda hechos de la realidad política de 2004, cuando George Bush (h) aspiraba a un segundo mandato como presidente de los Estados Unidos. La reelección estuvo en peligro, por la gestión del equipo periodístico de un noticiero de televisión. En el camino se cruzaron gajes del oficio, que no precisaron demasiada ficción para ser atractivamente expuestos, en dos horas y cinco minutos.

Robert Redford nació el 18 de agosto de 1936. Debutó en el cine en 1959. Su carrera ascendente superó la etapa del carilindo para brillar con calidad actoral en su asumida madurez, con los surcos del tiempo transcurrido. Desde que lo vi en la interpretación del navegante solitario de Cuando Todo está Perdido, lo tomo como un referente del cine que quiero apreciar. Así fue que seleccioné a Conspiración y Poder, dirigida por James Vanderbilt.
La sinopsis que apareció en la pantalla del Smart TV, anticipó que Redford encarna al antológico periodista Dan Rather, conductor durante 24 años del noticiero 60 Minutos, emitido por la CBS. Recordé que Redford ya había interpretado a alguien del oficio en Todos los Hombres del Presidente, suceso universal con las imágenes del Caso Watergate, que provocó la renuncia de Richard Nixon en 1974.

La historia de Conspiración y Poder asigna el papel central a Mary Mapes (Cate Blanchett), rubia periodista, casada, un hijo, de la que se revelan aspectos domésticos, con la comprensión de los familiares directos de un trabajo que roba espacio a la vida hogareña. Mary Mapes trasmite una hipótesis a los directivos del canal: George Bush (h) habría recurrido al tráfico de influencias para eludir su probable participación en la guerra de Vietnam, en el primer tramo de la década de los años ’70. Por la solidez de los indicios existentes, la investigación se habilita, con los correspondientes recursos humanos y materiales. Mary Mapes elige y encabeza el conjunto, con individualidades comprometidas con la exigente labor.

Un docente de periodismo diría que se trata de un género del oficio, adecuado al registro gráfico, radiofónico y televisivo. La definición del tema, debe contemplar los requisitos de la averiguación documental, la observación de campo y el acceso a fuentes de información que permitan afianzar las dudas iniciales y elevarlas a la categoría de certezas. Reunido el material, en un lapso que fijan las circunstancias, se combinan la noticia, la crónica, la entrevista, la interpretación y la opinión. Precisamente, Conspiración y Poder serviría de ilustración de lo que se enseña en el aula.

George Bush (h) había ganado los comicios de 2001 por un estrecho margen de votos. En 2004 el Partido Republicano repitió la candidatura del texano. Al margen del calendario y la oportunidad de especulación política, Mary Mapes recibió el dato: al momento de ser soldado, en cumplimiento del servicio militar, el joven Bush ingresó a la Guardia Nacional y zafó de combatir en Vietnam. Un acomodo, para expresarlo en criollo, suficiente para que tres décadas después el estigma pusiera en jaque su continuidad en la Casa Blanca. La película introduce en el ámbito del trabajo periodístico, la estrategia para reunir pruebas, los avances, los retrocesos, las tensiones, las verificaciones de Dan Rather, sereno pero celoso cuidador de su prestigio, como figura en pantalla de 60 Minutos, con elevada audiencia.

Hace poco recomendé el filme Doce Hombres en Pugna, para conocer cómo funciona un jurado popular, a propósito de lo sucedido en nuestro país, en una causa de femicidio. Un amable lector, me advirtió el error de incluir el resultado de la votación, rompiendo el suspenso, clave en el trámite de la película. Por lo tanto, me abstendré de reiterar la torpeza y mantendré en pie el misterio. Sólo agrego que en el trámite hay secuencias que marcan diversidades que operan en el ejercicio del oficio, las reacciones patronales y las presiones del poder. Como nota de color, en una pausa del ajetreo, el periodista novato dialoga con el colega veterano.

--¿Por qué eligió ser periodista?
--Por curioso. ¿Y vos?
--Por usted…

El elenco gira en torno a la performance de Cate Blanchett. Nadie desentona. Robert Redford, aquel estafador de El Golpe y el seductor millonario de Una Propuesta Indecente, ratifica su calidad expresiva para trasmitir estados de ánimo, sobre todo con la mirada. En Conspiración y Poder es el periodista Dan Rather, consagrado, sin veleidades de pavo real y con el gesto solidario para sus compañeros, en la trastienda caliente de un noticiero de actualidad.

*Periodista - Escritor
Publicado el 23 de junio de 2017
@alfieriguillermo
https://www.facebook.com/alfieriguillermo
 Home
Tel: 0343 154-549-500
(3100) Paraná - Entre Ríos - Argentina
www.inventario22.com.ar de José Bantar
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




Impresa

malen

ronchi




paranainferiores